Centro de transferencia

Image

DRUM PLANT

Right text

 

Hemos desarrollado la primera máquina de manipulación de contenedores en Europa (conocida como DHP1), diseñada específicamente para la eliminación de líquidos, lodos y sólidos procedentes de gran variedad de recipientes.

El centro de transferencia utiliza tecnología de trituración para asegurar la completa destrucción del recipiente y la eliminación de su contenido.

Los componentes del contenedor triturado se lavan antes de ser eliminados de la mezcla de residuos resultante. Los fragmentos de metal pueden llevarse entonces para la recuperación de metales y la mezcla de residuos orgánicos que queda se envía para su transformación en Cemfuel o para su uso en alguna de las instalaciones de Tradebe.

Esta primera planta resultó ser un gran éxito cuando se puso en marcha en nuestras instalaciones de Morecambe, por lo que posteriormente se diseñó e instaló un segundo centro de transferencia, designado específicamente para los residuos sólidos orgánicos. Tradebe invirtió 1 millón de GBP en la segunda máquina, conocida como DHP2, que puede procesar por hora alrededor de 20 bidones de dos tapones o clip superior de 205 litros de residuos.

Está diseñada para procesar los lodos y sólidos residuales orgánicos más difíciles, así como residuos viscosos o polimerizados. Estos provienen principalmente de las industrias química, farmacéutica y de impresión. La máquina también es capaz de manejar adhesivos y resinas difíciles de reciclar. Los bidones que contienen los residuos se colocan en una cinta transportadora, que los envía de forma automática de uno en uno al puerto de carga de la máquina. Cuando comienza el proceso automático de eliminación de desechos, se abre una válvula de corredera por encima del bidón y este queda expuesto al interior lleno de nitrógeno de la máquina, asegurando así que se elimina todo el oxígeno.

Center text

El bidón se gira hasta que queda boca abajo y, a continuación, un sinfín hidráulico de alta potencia extrae el contenido en un tanque de dispersión. Dentro de ese tanque, una potente cizalla mezcladora pulveriza el lodo y los sólidos, y convierte los residuos en un líquido, que se bombea a tanques de almacenamiento. A continuación, la válvula de corredera se cierra para sellar la máquina y vuelve a la posición vertical, enviando el bidón vacío a la cinta transportadora antes de que todo el proceso empiece de nuevo. Posteriormente, los bidones se limpian y trituran utilizando una máquina de manipulación de bidones original de Tradebe Solvent Recycling y, como todo lo que pasa por el proceso, se reciclan. Todo en el sistema está orientado a que el material pase a la jerarquía de residuo, desde la eliminación hasta el reciclaje, y esta máquina es un gran paso en esa dirección.